LA VIDA SIN PRISA. TIC-TAC. TIC-TAC...

La vida es un tic-tac que se puede llenar con una redonda, o con dos blancas, o con cuatro... Todo estará bien siempre que sea con algo que merezca la pena y ... sin prisa.

domingo, 29 de noviembre de 2015

El cumple sin regalo de la Silvi. Silvia

Pensaba comenzar con un tengo que confesar… Pero inmediatamente he comprendido que estas no son formas. Dado la persona es más acertado hacerlo así: Érase una vez una princesa de las de cuento de verdad. La más guapa, la más inteligente, la mejor persona que todos conocían. Un terremoto, eso sí. Activa, vital, optimista y entusiasta. Sincera y considerada. En fin, una princesa de las de cuento de verdad. Pero una princesa con historia, con vida real, con sentimientos. Una princesa con cicatrices que la adornan. Que la hacen más adorable aún. Una princesa que con los años se ha convertido en reina. En la reina de los corazones que ella calienta con su presencia, con sus historias, con su genio y su figura. Es una reina de la generosidad y, esa voz. ¡OH, esa voz! Que suena alegre y divertida o enamorada o irónica cuando canta. Esa voz que suena profesional cuando contesta al teléfono de la centralita. Esa voz que consuela, aconseja, regaña y divierte cuando estás cara a cara. Ahora sí, ahora sí puedo decir lo de tengo que confesar. Tengo que confesar que tú eres para mí esa voz amiga que me suena de mil maneras distintas, que no engaña, que no puede disimular su estado de ánimo. Esa voz que no calla, que no te abandona, que te acoge y te cuida. ¡Qué seas feliz todos los días de tu vida! ¡Y que sea una larga vida! Y yo que lo vea. Este es mi regalo de este año, el del que viene ya se verá. Mil besos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada